jueves, 10 de diciembre de 2009

Primer cuento

Esta mañana estaba en casa, de manera casi casual, porque últimamente paso bastantes mañanas en la Universidad. Ayer hice un gran esfuerzo por quedarme allí a hacer un trabajo de laboratorio que tenía pendiente en vez de dejarlo para esta mañana, como había pensado. Quizás ha sido porque me iba a llegar un paquete certificado completamente inesperado.
Laura y Manel nos envían este cuento para nuestr@ niñ@, y para nosotros, claro, que también lo vamos a disfrutar bastante.
Es el primer regalo que recibimos para él/ella y nos ha hecho muchísima ilusión; hasta ha sido emocionante ver "su nombre" en la dirección de entrega, jeje.
El cuento se llama "anem a veure el món". Muestra niños de diferentes países del mundo y explica algunas peculiaridades o características de sus vidas en esos países, con esas ventanitas para ofrecer una interactividad entre el cuento y el niño.
Muy bonito.

GRACIAS Laura y Manel.

5 comentarios:

Bet dijo...

Ooooohhh, nosaltres també el tenim aquest!!! És xulíssim... molts vespres ens entretenim a mirar-lo!!

Que bé el primer regalet!

Laura dijo...

M'alegro moltissim que us hagi agradat... espero que en Kenenisa també el disfruti.
Laura.

Vicky dijo...

Lydia, empiezo a pensar en leerle cuentos a Adam que traten la llegada de su prim@. Me echas un cable?

Laura dijo...

Vicky intuyo que eres hermana o cuñada de Vicky...
Cuantos años tiene Adam?
Hay uno muy bonito que se llama "l'Eloi vol uns pares", trata la adopción nacional pero tambien es extrapolable a la internacional.
Es un cuento pensado para contarlo en escuelas o con los padres ya que segun la autora surgirán preguntas al niño, te dejo un enlace a mi blog dónde hablo de él... http://unviatgediferent.blogspot.com/2009/06/leloi-vol-uns-pares.html
Laura.

Lyd dijo...

Muchísimas gracias Laura. Sí, es mi hermana y ya estamos pensando en comenzar a explicarle de aquí a poco que tendrá un primito; así que nos irá muy bien empezar por leerle algún cuento que nos ayude con este tema, y que él pueda comprender.
Adam tiene 4 años, y es más listo que el hambre!!! jeje.