sábado, 29 de mayo de 2010

MI mama

Ayer pasamos un precioso día juntos. Por la mañana tenía que ir a la Universidad a hacer un trabajo, pero volví a casa a la hora de comer. Comimos e hicimos la siesta (lo de hicimos es un decir, claro). Por la tarde, me sentía totalmente amuermada; era uno de esos días en los que te cuesta hasta levantarte del sofá, así que pegué un salto y dije, vamos a dar un paseo ¿Dónde? no lo sé, pero tengo que moverme o me convertiré en piedra...
Así salimos los tres sin rumbo fijo a pasear. No hicimos nada especial, sólo paseamos y después decidimos ir a cenar bien temprano a un sitio de tapeo al que vamos a menudo. Pues nos lo pasamos en grande; tuvimos uno de esos ratos divertidos en los que nos reimos de cualquier cosa. Gezu cada día nos arranca una sonrisa pero es que ayer nos arrancó auténticas carcajadas, haciendo imitaciones y soltando frases increíbles para el poco tiempo que lleva conviviendo con el castellano (el catalán ya llegará). He pensado echarme un bloc al bolso para apuntar todas las cosas que dice, porque luego se me olvidan y me da mucha rabia no poderlas explicar.
Además, compramos la película de Alicia en el país de las maravillas, yo la vi miles de veces cuando era pequeña, me la sabía de memoria y quería tenerla, pero ahora tengo la excusa de comprarla para mi hijo, jejeje. Cuando llegamos a casa la pusimos un ratito y hoy hemos visto el resto. Él quería volver a verla en cuanto ha acabado pero he preferido no quemarla... ya tendremos tiempo de verla y reverla.


Gezu lleva unos cuantos días muyyyyy madrero... Vamos que repite una y otra vez "MI mama" mientras me señala o cuando hay alguien en casa. Cuando Antonio me da un beso o un abrazo se avalanza sobre nosotros, más concretamente sobre mí, y me abraza y me da besos y vuelve a repetir "MI mama" porque la mama del papa es la yaya María... y cada uno tiene la suya. Lleva unos días en los que no quiere separarse de mí, ni quiere que me vaya a la Uni, ni a coger algo en el supermercado a dos estanterías más allá sin cogerse de mi mano. Lleva unos días en los que se engancha de mi cuello y me mira con esa mirada que sólo los recientemente enamorados saben mirar. Yo estoy encantada, la verdad; entiendo cual es su momento e intento comprender por qué lo hace y darle lo que él necesita. Nunca había dado ni recibido tantísimos besos... soy un poco despegada, pero mi niño... ¡eso es otra cosa! (ahora, mientras escribo, me da besos en el codo!!!)
¿Será el niño más bonito que hay sobre la Tierra?

6 comentarios:

julieta dijo...

Seguro que Gezu es el niño más bonito de la tierra!!! Primero por que lo dice su mami y segundo porque es una belleza y con una ternura tremenda.
Ya sabes que me lo pido para mi niña...., bueno, en muchos años más.
Se me cae la baba....QUIERO LA MÍA YA!!!!
Un abarasito.

Uge dijo...

Que emoción!, y si seguro que es el niño mas precioso del mundo mundial.
Besos

Beatriz dijo...

UFFFFF me has emocionado al leerte. Me encanta como lo cuentas.Vamos y no es porque l diga la madre, seguro que el niño es guapo, guapisimo.
Besos

Mariajo dijo...

Ayyyy... me cae la baba sólo de leerte!! Qué momentos más fantásticos!
Pues claro que es el niño más bonito del mundo, para ti no hay otro ni que lo iguale!!! :-)
Supongo que el enganche es una fase normal, de necesitarte y de saber que respondes...
Disfruta!!!
Un besote,
Mariajo

Laura dijo...

Que momento más bonito estás viviendo, disfrutalo mucho...
Bonito seguro y cariñoso tambien!!
Besos a los 3.
Laura.

Carmen dijo...

Que momentos tan bonitos nos regalan.... a mi hija no se le ha pasado esa fase. Soy SUYA y ni siquiera su padre puede abrazarme sin que se ponga en medio y nos separe.
Leí no sé en donde un proverbio chino que decía que en el mundo sólo hay un niño más lindo que ninguno, y cada madre tiene el suyo.
Muchos besos