lunes, 28 de junio de 2010

Han pasado muchas cosas en estos días pero es que nunca encuentro el momento de escribir. Entre otras cosas, hace muchos días que a mi hijo se le cayó su segundo diente y ya le están saliendo los dos... está muy gracioso!
Este fin de semana, que nos hemos tomado bien largo, hemos hecho un montón de cosas. El jueves... uy, ya no recuerdo qué hicimos el jueves, pero hicimos algo, seguro. El viernes nos fuimos a comer una paellita riquísima al Port Olimpic. El sábado fuimos a la playa que, aunque no me gusta nada la playa, hice un escfuerzo (y los que me quedan) y fuimos un ratito para que nuestro peque se bañara en el mar por primera vez. No es necesario decir que le encanta jugar con la arena, cosa que ya habíamos hecho en un par de ocasiones cuando aún no hacía demasiada calor, pero el agua le fascina y disfrutó un montón metiéndose en el agua helada acompañado por su padre, al que no le gusta demasiado meterse en el agua... pero claro, si su hijo le reclama...
Ayer domingo decidimos ir a comer al restaurante etíope que hay en Barcelona, al Restaurante Abissínia, y disfrutamos de nuevo de unas deliciosas injeras. Gezu tenía muchas ganas de volver a comer injera y eso hicimos.

Me gustaría explicar más cosas pero ahora recuerdo por qué nunca encuentro el momento de escribir en el blog. Mientras escribo, mi niño no deja de reclamar mi atención una y otra vez y me es difícil concentrarme en lo que escribo. Otro día utilizaré su siesta para hacerlo...

Os dejo alguna foto del restaurante.





lunes, 7 de junio de 2010

Mi primera carrera

Antonio es un aficionado al atletismo y entrena a diario para hacer algunas carreras durante el año. Desde que somos papis hemos ido a verle correr en un par de ocasiones y Gezu se ha quedado fascinado de ver a su papa correr... con número! Así que le preguntamos si él también quería correr (hay carreras en las que también de hace alguna modalidad para niños, de menos distancia y diferentes categorías). Desde que lo apuntamos a una de estas carreras ha estado preguntando a menudo cuántas mañanas faltaban para correr con número y por fin este domingo llegó el día que tanto esperaba. Ayer corrió su primera carrera popular, 100 m, con niños de su edad, todos de 4 añitos. Primero corrió Antonio y después tuvimos que esperar mucho rato hasta que le tocó a él, pues era la útlima categoría y todos los niños más grandes fueron corriendo unos detrás de otros mientras Gezu no paraba de preguntar cuándo le tocaría a él... Y por fìn le tocó. Estaba nervioso mientras esperaba en la linea de salida... con una carita de orgullo que pocas veces le hemos visto. Antonio se quedó con él en la salida mientras yo me acerqué a la llegada para estar allí cuando él llegara... y con la cámara de video encendida, por supuesto! Desde la llegada y con el zoom a tope para poder verle 100m más allá vi cómo mi niño corría, corría "mu fuette" (como dicé él) y llegaba a la meta en la 4ª posición!!!!! No es que eso sea muy importante pero él no dejó de repetir en todo el día (hoy también lo ha dicho alguna vez) lo fuerte que corrió y a cuántos adelantó. En la meta le dieron una bolsa con algunos regalos que no deja de decir que son SUYOS. No veas el sentido de la posesión que está desarrollando... Intentamos decirle que todo es de los tres, que en casa todo es compartido y que igual que nosotros le dejamos nuestras cosas él tiene que compartir las suyas... pero es un poco difícil defender esta postura cuando él no puede tocar nuestro ordenador, por ejemplo.
En fín, que en general, en las útimas semanas se ha vuelto más "guerrero", poniéndo a prueba nuestra paciencia de manera constante y discutiendo cada cosa que le decimos... porque Gezu sí sabe y sí tiene, y la mama no sabe y no tiene... Nunca me he sentido tan tonta, jeje.

¡Por cierto! Con todo lo de la carrera casi había olvidado que ¡el viernes se le cayó su primer diente! Parece que es un poco pronto, por su edad posiblemente aún no le tocaría pero desde que llegó se le movía uno de los incisivos inferiores y ya se le ha caído; el otro incisivo también se le mueve así que no creo que tarde mucho en perderlo.