martes, 28 de junio de 2011

Recetas


En primer lugar, como algunas me habeis preguntado donde comprar la harina de teff, os cuento. Le pregunté a Antonio cómo conseguirla. Me dijo que a él se la dio el representante de la casa pero que cualquiera la puede conseguir acercándose a cualquier dietética o comercio de productos ecológicos y solicitando que se la pidan a la casa que la comercializa: El granero integral S.L.. Es una casa muy extendida y cualquier dietética tiene productos de esta marca así que no es difícil que la puedan pedir. Aún así, poniendo harina de teff el granero en el google salen algunas páginas donde se puede comprar por internet (aunque imagino que saldrá más cara por los gastos de envío, entre otras cosas).

En fín, ya sabeis dónde podeis conseguir harina de teff, ahora os voy a escribir las recetas que utilicé para acompañar la injera:


Qaiyoat Yessga Wet con berberé

(para 4 personas)

  • 1 kg de cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 125 cc de aceite
  • 1,5 cucharadas de berberé (puede sustituirse por guindilla en polvo con cilantro y comino)
  • 1/2 cucharada de comino en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre fresco picado (yo utilicé jengibre en polvo, en especia)
  • 1 cucharadita de ajo picado
  • 1 cubito de caldo Maggi
  • sal, pimienta y canela (al gusto)
  • 1 lata de tomate triturado (yo utilicé una lata de 400g)
  • 250g de tomates frescos (yo no puse)
  • 1/2 kg de carne de ternera para estofar (o pollo, o cordero)
Se pica la cebolla muy pequeña y se sofríe con los 4 ajos picados a fuego fuerte en el aceite sin dejar de mover durante una media hora.
Se echa el berberé (yo eché una mezcla de especias que compré en addis), siempre a fuerte y removiendo para que no se pegue.
Cuando se va "secando" (unos 10 minutpos más) se echa el tomate triturado y se deja hervir a fuego fuerte y sin parar de remover.
Echar el comino, la canela, la sal, la pimienta y el cubito Maggi. Machacar el jengibre (si es fresco) con el ajo picado y echarlo al guiso. Después echar la carne troceada a trocitos pequeños (de 1 cc más o menos).
Dejar cocer removiendo siempre a fuego fuerte al menos durante 1 hora. Yo iba echando agua según se iba secando.
Tomaoslo con paciencia, es importante que se haga durante estos tiempos, quedará la carne más tierna y la condimentación más concentrada. Finalmente queda una ternera riquísima!


Doro wat
(yo hice las cantidades a ojo)

  • 1 Pollo (yo hice dos pechugas)
  • Aceite de oliva
  • Cebollas
  • 1/2 cucharadita de cayena o guindilla
  • 1 cucharadita de paprika o pimentón
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1/4 de cucharadita de jengibre
  • Agua
  • Zumo de limón
Echar en una sartén las cebollas picadas sin aceite hasta quedar doradas pero no quemadas y moverlas constantemente. Retirar. Añadir un chorro de aceite, la cayena, el pimentón, la pimienta y el jengibre. Mezclar bien con la cebolla y añadir una taza de agua.
Cortar el pollo en trozos pequeños y poner en 2 tazas de agua y 1/4 de taza de zumo de limón, dejando el pollo en esta preparación durante 10 minutos. Retirar después el pollo y echarlo con la cebolla, mezclarlo, tapar y cocer a fuego lento hasta su preparación. Añadirle agua si es necesario para que quede como un estofado.


Iab

  • 1/2 kg de requesón
  • 4 cucharadas de yougurt natural
  • 1 cucharadita de cáscara de limón rallada
  • 1 cucharadita de condimento de ensalada de hiervas (yo utilicé hiervas provenzales)
  • 1 cucharadita de perejil cortado
  • 1 cucharadita de sal
  • Pimienta negra al gusto
Mezclarlo todo. Esta mezcla ha de quedar lo suficientemente manejable y compacta para untar al pan o injera.

Lo cierto es que en el restaurante Abissínia me parece que ponen sobre la injera requesón solo, pero esta mezcla está muy sabrosa y buena.


Ahora ya teneis material para ir probando. Yo hoy he puesto otra mezcla de harina de teff a fermentar, a ver si esta vez me sale mejor y puedo invitar a la famlia a probar mi injera (Gezu está deseando invitar a toda la familia a comer nuestra querida injera).

domingo, 19 de junio de 2011

Injera en casa II

Pues vamos con la crónica completa. El viernes por la tarde, después de 2 días de fermentación, decidí que la harina de teff que traje de Etiopía debía estar estropeada porque olía muy muy fuerte, incluso me atrevo a decir que mal, también es cierto que estaba muy fermentada (imagino que el tiempo de fermentación también depende del clima, de la temperatura, de la humedad, etc.). Así que la tiré e hice una nueva mezcla con el teff que compré aquí y conservaba en su bolsa con su fecha de caducidad. Ayer, con una fermentación ligera, me dispuse a hacer injera para comer... y fue un auténtico desastre. Me sabía muy mal por mi hijo que tenía unas ganas inmensas de comer la injera de la mami, pero no hubo forma. Todo acabó en tragedia familiar con un plato de patatas fritas y un huevo para Gezu... yo ni comí (mi niño cuando le acostaba para hacer la siesta me dijo flojito "No te preocupes, la próxima vez seguro que te sale mejor...". En fín, al rato, mientras los demás hacían la siesta, me dispuse a intentarlo de nuevo y me puse a practicar. Al final conseguí hacer algo parecido a un crep de injera pero me quedé sin apenas masa, aunque ya algo había salido.
Utilicé la masa que me había quedado como comienzo para hacer un poco más e intentar hacerla hoy, sea como sea hoy íbamos a comer injera. Con toda la comida etíope que había preparado días atrás y que estaba tan conseguida había que hacer una injera en casa sí o sí. Así que hoy mismo me he puesto a hacer las creps a las 11:30 de la mañana. La masa no estaba fermentada pero leí que podía añadir levadura y algo podría hacer. El resultado no ha estado conseguido en cuanto a fermentación y aspecto pero de textura y sabor ha estado muy bien.
Para poner sobre las creps preparé: qaiyoat tessga wet (a base de ternera), doro wat (a base de pollo) y iab (a base de requesón). Además puse un huevo duro para cada uno. Y este ha sido el resultado:

Crep de teff en la sartén


Injera


Gezu comiendo injera


Aún no me veo con los suficientes conocimientos como para explicar cómo hacer injera pero seguiré practicando y cuando me salga algo decente lo explicaré en una entrada. En próximas entradas puedo explicar las recetas de los elementos que he puesto sobre el crep, que esos sí que estaban requetebuenos! (como ha dicho mi Gezu).

PD: de escondidas, mientras yo no estaba en la mesa, Antonio y Gezu han tenido la siguiente conversación:

G: hoy me lo estoy pasando muy bien porque estoy comiendo injera.
A: pero hoy hemos comido injera porque tenemos la mama más guapa del mundo.
G: eso es veddá!

jueves, 16 de junio de 2011

Injera en casa I

Por fin me he decidido. Ahora que tengo tiempo, que aunque no he acabado la carrera como tenía planeado sólo me queda terminar el proyecto final de carrera que presentaré en enero, me he puesto manos a la obra. Después de 1 año y 3 meses de volver de Etiopía con una bolsa de teff he encontrado el ánimo y el momento para intentar hacer injera en casa. Ayer mi hijo y yo nos remangamos e hicimos la mezcla de la harina de teff en agua. Ahora tenemos que esperar unos 3 días hasta que fermente y el sábado cocinaremos injera. La verdad es que andamos perdidos y un poco en ascuas; esta mañana Gezu ha ido a la cocina, ha levantado el trapo que tenemos encima del bol de la fermentación y me ha dicho "Mama! Está negro!" y la verdad es que había cogido un color oscuro muy extraño... me he temido lo peor, que estuviera estropeada la harina o que no hubiese hecho bien la mezcla (ya ves qué tontería) pero ahora al volver del cole la hemos vuelto a mirar y la mezcla comienza a tener mejor aspecto, con sus burbujitas de fermentación y un color más claro.
Ahora a esperar y a informarme bien de cómo hacer doro wat, alecha, iab, etc.
El sábado explico cómo nos ha ido la experiencia y si nos hemos tenido que ir directamente al restaurante etíope, jeje.

PD: por cierto, ya se puede comprar teff en España, yo misma tengo un paquete de 1 kg comprado aquí, en Barcelona.