lunes, 4 de julio de 2011

Dormir junto a mamá

Al principio Gezu se dormía solo. Durante meses no ha solicitado nuestra compañía nada más que en contadas ocasiones, pero de unas semanas hasta ahora sí me solicita. Y digo me solicita porque es a mí a quien quiere para dormir. Yo intento que de vez en cuando solicite a su padre, o simplemente le acompañe él. Creo que es bueno para todos, para él, para el papi y también para mí que a veces me fallan las fuerzas y necesito terminar el día...
Pero cuando le sugerimos que una noche sea el papi quien le acompañe para dormir él contesta con un gesto de medio sonrisa y preocupación: "Los dos?". Me requiere a mí, aunque ese día haya sido un día de "machotes" contra mamá, aunque ese día la mama haya sido mala malísima, aunque hayamos reñido o peleado hata 5 minutos antes de ir a la cama. A la cama quiere que yo le acompañe.
Hoy, que Antonio está de viaje, me comenta que toda la semana voy a llevarle yo a dormir (claro, no hay más posibilidades). Al preguntarle por qué quiere que siempre le lleve yo me ha contestado en primer lugar si a mí no me gustaba a lo que he respondido de forma rotunda, lógicamente, pues me encanta escucharle "roncar" en mi oído, jaja. He insistido y me ha dado razones algo extrañas como que yo soy más suave y no pincho, que yo le doy más besitos, o que le digo que sueñe con los angelitos, que duermas bien y un montón de cosas más que ha juntado en una sola razón, mientras su cara expresaba un "no sé por qué me gusta, pero me gusta que seas tú".
Esto me hace reflexionar, hacerme preguntas e incluso replantearme ciertas creencias o certezas ¿Antonio y yo no transmitimos lo mismo porque somos diferentes? ¿Porque hemos sido educados de forma diferente? ¿O porque yo soy MADRE y esa condición me carga de ciertas aptitudes naturales para serlo? Nunca me he sentido una madraza, una MADRE en ese sentido. Nunca he sentido necesidad ni deseo de parir a mis hijos y creí que no entraba dentro de mis condiciones de mujer. Incluso he tenido, y tengo, miedo de no saber transmitir ese amor de madre, ese calor, ese... no sé si me explico, ese algo especial que sólo una madre transmite.
¿Estaré entonces convirtiéndome en madre? ¿Estaremos construyendo algo?
¿O simplemente soy más suave y doy más besitos...?

6 comentarios:

Mariajo dijo...

Qué complicado... Me resulta difícil contestar a esas preguntas, pero se me ocurre otra: ¿no será que Gezu necesita una MADRE? Te reclama por su necesidad, quizás no tanto por los roles que intentáis ejercer ni por tu manera de ser... No sé... Para añadir más cosa... jejeje...
Un abrazo,
Mariajo

Samaiaui dijo...

Por tu forma de hablar, creo que estás transmitiendo perfectamente tu amor de MADRE hacia tu hijo. No hay que parir a un hijo para que note el gran amor y apego que sientes por él. Yo estoy sintiendo más deseo de ser madre ahora de mi Etiopito/a, que cuando estuvimos buscando a nuestro hijo. Ya sé que queda raro , pero siento que quiero tanto a ese peque que ni siquiera conozco...
Y si ahora tiene mamitis, disfrútala por si le entra la papitis, ja,ja,ja.
un abrazo

Ester dijo...

Yo creo que eres la madre perfecta para GEzu...y que si que sabes transmitir ese amor de madre...


Muchos besitossss, Ester.

Sandra dijo...

Lyd que bonito todo lo que transmites, cuanto amor hacia tu hijo, eso de que no eres una madraza de eso nada... que no seas la tipica madre pesada- lapa con su hijo es otra cosa... un besazo, super mami y no lo digo yo, te lo dice Gezu aunque a veces no lo diga con palabras.

Xiao dijo...

Eres más suave, le das más besitos y además eres SU MADRE. Y por muy buen padre, por muy padrazo que sea el suyo, mamá es mamá y hay para cosas que se necesita a mamá.
Disfrútalo que dura poco.... jejejeje, madraza.
Besos
PD.- estando Antonio una semana fuera ¿no te lo llevas a tu cama?

Lyd dijo...

Noooooo! Él duerme bien en la suya, hemos tenido que dormir con él en un par de ocasiones pero duerme bien. Al principio lo pensé pero tuve miedo de que eso le generara después ansiedad para dormir solo. Cuando salimos y dormimos en hotel, por ejemplo, los tres en la misma habitación, al volver a casa, esa noche siempre tiene miedo de dormir solo... al día o dos días se le pasa y duerme solo y muy bien, yo le acompaño pero una vez relajado y medio dormido se queda tranquilo y no tiene problema de sueño. Así que prefiero no generarle un sugrimiento innecesatio, que sería el dormir conmigo una semana y hacerle volver a su cama después.

Besos a toda@s!