domingo, 18 de septiembre de 2011

Encuentro BBK

Este sábado acudimos al primer encuentro que ha organizado nuestra ECAI desde que estamos aquí con nuestro hijo. Se trata de un encuentro de familias, en su mayoría con sus hijos etíopes en España, aunque también acuden familias que están en espera. Yo, particularmente, acudí con la ilusión de encontrarme con algunas compañeras de camino que he conocido a través del blog o con las que de una manera u otra he tenido contacto internáutico, con compañeras/os de los cursos que organiza la ECAI cuando estamos en espera, etc. Además, tengo que decir que durante este año y medio he pensado mucho en uno de los niños que conocí en la casa de acogida en Addis, un niño que me robó el corazón, por su madurez y su actitud con nosotros en aquel momento. Además era, según mi hijo, su mejor amigo, así que me he preguntado mil veces dónde estaría y si tendríamos la suerte de volver a verle.
Fue una comida amena, divertida y de intercambio de experiencias e información; lo pasamos bien.
Gezu, al principio se encontraba un poco desubicado, perdido, y se quejaba de que no conocía a ningún niño ni había ningún amigo. Comió con niños que no conocía y le costó pasar la primera parte del encuentro. Cuando los padres nos sentamos a comer después de los peques, éstos salieron al jardín a jugar. Gezu venía de vez en cuando y nos contaba que estaba jugando solo con una pelota... En un momento dado, llegó con otro niño y nos pidió agua para él y su "nuevo" amigo. Me sorprendió y lo miré mientras pensaba "anda! parece que Gezu ya ha encontrado alguien con quien jugar". Entonces, algo indignado por nuestro despiste nos dice "Es A.!" No me lo podía creer, era ese niño en el que tantas veces había pensado y del que habíamos hablado en varias ocasiones. No puedo describir la emoción y la alegría que sentí. Sin pensármelo dos veces le pregunté dónde estaba su madre para ir a hablar con ella.
Corrieron, saltaron y jugaron hasta el final del día... pocas veces he visto a mi hijo tan y tan contento. Estaba emocionado, feliz de haber encontrado a su amigo. Cuando nos fuimos nos despedimos de todo el mundo menos de él que andaba perdido jugando y cuando nos acercábamos al coche oímos que alguien llamaba a Gezu. Era él, entonces mi hijo corrió hacia él, se dieron la mano y un beso... fue una escena muy tierna, mágica.
Ahora, ya sabemos dónde está, y estamos contentísimos.

Besos a Ángeles, Adanu, Julieta, Bati! Muaks!!!!!!!!! Me alegro de haberos encontrado!

4 comentarios:

julieta dijo...

Nosotras también estamos felices de haberles visto "de carne y hueso". Tu hijo es guapísimo,para comérselo ( por cierto que mi hija ya lo fichó, jajá) y no me extraña sabiendo dónde nació (porq será....)
A mi hija le pasó lo mismo con su amiga A.,un mar de emociones aunque ellas ya sabían que se iban a encontrar, es maravilloso ver cómo sienten la amistad unos niños tan pequeños, las nuestras se quedaron muy tristes al despedirse y ahora la menciona a todas horas.
Espero verlas pronto a los dos familias, la tuya y la de A.
Ya te he dicho muchas veces lo que significó tu aparición en mi camino, una vez más gracias y espero verte muy pronto, dile a Antonio que hay muchos maratones por acá,a ver si se anima..

Samaiaui dijo...

Que envidia me dais. Como me hubiera gustado estar, pero me daba mucho corte ir sola por que mi marido trabajaba. Cachis!!!
A la próxima espero ir.
un abrazo

Silks dijo...

Qué emoción!!!, me alegro de que Gezu se haya reencontrado con él y que ahora podáis estar en contacto.
Muchos besos guapa!!!

Carolina dijo...

Lo que es la vida, eh?? cómo te lo ibas a imaginar??, precioso!!