jueves, 17 de noviembre de 2011

2a y 3a

Entrevistas sí. La renovación de nuestro CI no está siendo difícil pero las 4 entrevistas no nos las quita nadie.
El lunes tuvimos la segunda, en la que tuvimos que ir con nuestro hijo. La psicóloga marchó con él a una sala y estuvieron hablando un poquito y dibujando. Nosotros nos quedamos en otra sala con la asistente social para, básicamente, decidir el perfil del niño o niña; edades, etnias y un corto etc. Fue una visita bastante relajada y afable y nuestro hijo se portó como un señorito, tan formal... jeje. Es un niño hiperadaptado, según la psicóloga, y no hace falta que nos lo diga, cuando pienso en todos los cambios que su vida ha sufrido en tan poco tiempo me da vértigo. Si a nosotros un simple cambio de domicilio o de trabajo ya nos causa estrés! Y él los lleva con una naturalidad pasmosa, con sus momentos, por supuesto, pero de verdad que todo ha ido sobre ruedas.
Hoy hemos tenido la tercera, sólo con la psicóloga. Esta vez hemos vuelto a retomar el tema de la motivación que tantos dolores de cabeza nos proporcionó en el primer proceso, pero de una manera mucho mas "light" y sintiéndonos nosotros con más seguridad al saber a qué nos enfrentábamos y por donde iba a trancurrir la conversación. La verdad es que esta vez lo estamos viviendo de una manera mucho más tranquila, relajada.
En dos semanas tendremos la cuarta y última entrevista y a partir de ahí tendremos que esperar a recibir la valoración.
Ya queda menos...

4 comentarios:

Samaiaui dijo...

Que guay Lyd!m me alegra que este segundo proceso sea más relajado. Se pasan nervios más durillos con el primer c.i., verdad?

Mucha suerte, veréis que en nada tenéis ese segundo c.i.

un beso

Meri dijo...

Es verdad qe las entrevistas son un rollo... pero qué bien ya lo tenéis hecho!!!
Otro pasito más cerca. Enhorabuena!
Un abrazo!

Carolina dijo...

Bueno Lyd, por lo menos tenéis la experiencia de la primera vez que es mucho!! y vuestro peque, que seguro que os da muchísima fuerza!!

María J. dijo...

Pues como la experiencia es un grado, seguro que todo irá bien y no supondrá ningún dolor de cabeza.

Ya os queda menos para el primer gran paso.

Un beso,
María J.