miércoles, 14 de diciembre de 2011

¡Eso es de niñas!

Esa es la frase que una profesora del colegio de mi hijo le ha dicho cuando mi hijo ha llevado una diadema en la cabeza a modo de cinta (Antonio corre y se pone cintas en la cabeza para el sudor). No se a vosotr@s pero a mí me parece horrible que una profesora haga ese tipo de comentarios. Yo enseño en mi casa a mi hijo que no hay cosas de niñas ni de niños, de mujeres ni de hombres; que cada uno o una viste como quiere y juega a lo que quiere y le entretiene, y ese tipo de comentarios son tonterías. Yo intento educar a mi hijo en la igualdad, pero la igualdad real, porque su madre ha sido jugadora de futbol (y eso es de chicos, claro), y se pone tacones, y arrastra muebles en casa y cuelga cuadros, y se pinta los labios. Porque yo hago lo que quiero y me apetece y quiero que él se sienta LIBRE no sólo para hacer lo que le guste sino para relacionarse con los demás, con chicos y con chicas, de igual a igual. No me parece correcto que una profesora se dedique a decirle a un niño que está haciendo cosas de niñas o que está vistiendo con ropa de niñas. Por todo esto que he dicho antes pero también porque es una manera de ofender o incluso de humillar ¿Y si resulta que le gustan las cosas “de niña”? ¿Y si resulta que un día quiere ser una niña o besar a un niño? Porque claro, besar a un niño imagino que es cosa de niñas, ¿no?

Me dan ganas de tener una charla en el colegio sobre este tema… debo ser la madre más “maniática” del cole porque les digo todo lo que me molesta y ya van unas cuantas… Como cuando una profesora preguntó a toda la clase quién había nacido de la barriga de su madre. Así me lo contó mi hijo, tal cual, diciéndome que todos habían contestado a la vez un “YO” unánime mientras él se limitó a decir un “yo no” bien bajito.

Pero, ¿dónde narices se forman estas profesoras?

viernes, 2 de diciembre de 2011

4a y última

Ayer tuvimos la cuarta y última entrevista con el equipo de valoración de la Fundació Parlament, para la renovación de nuestro CI. Nos tenían que leer el informe pero tuvieron problemas a la hora de imprimirlo y no lo puedieron leer. Sólo lo repasamos y lo volvimos a comentar por última vez. Fue otra entrevista amena y fácil; la verdad es que este trámite se nos ha pasado rápido y lo hemos vivido con muchísima más tranquilidad que en la valoración anterior. Imagino que la seguridad de tener un primer CI positivo nos ha dado la tranquilidad suficiente para afrontar este segundo proceso. También es cierto que el equipo ha sido mucho menos incisivo y "agresivo" y las entrevistas se han limitado prácticamente a la determinación del perfil de nuestro segundo hijo/a y a nuestra situación familiar actual. Lo hemos vivido con mucha serenidad y ahora sabemos que escribirán un informe positivo... solo queda esperar a la resolución del ICA.
Aprovechando también lo cómodos que nos hemos sentido decidimos hacerles una consulta con respecto a Gezu y nos dieron su punto de vista ayudándonos a formarnos ideas y a tomar decisiones. Además se ofrecieron para ayudarnos en un futuro con cualquier duda o consulta sobre el proceso o sobre Gezu como en esta ocasión habíamos hecho.
Así que la experiencia ha sido positiva y quedamos a la segunda primera espera... la de la resolución del CI que, si contamos los 6 meses máximos que pueden pasar desde la presentación de la solicitud hasta la resolución, debería llegar este mismo mes!!!