viernes, 19 de octubre de 2012

Feliz cumpleaños años...

No me he equivocado en el título, es un título extraño, sí. Y es que Gezu a sus 6 años ha cumplido de golpe 8, qué os parece? Me explico.

Gezu llegó a nuestras vidas hace 2 años y siete meses. Aún recuerdo el primer momento que le vi, delante mío, tímido, extraño, y tan pequeño... Había estado comparando niños por todas partes para hacerme una idea de cómo sería de complexión y de altura, pero en ese momento se me antojó más pequeño de lo que esperaba... tenía 4 años (teóricamente). Con el tiempo comenzó a crecer... y a crecer... y no nos quedó más remedio que reconocer que no tenía la edad que figuraba en sus papeles, Comenzamos a pensar si era positivo que se relacionara con niños tan diferentes en edad, si era positivo que "aprendiera" en la escuela lo que ya sabía, si sería positivo para él pasar las etapas escolares que no había vivido o si le perjudicaría sentirse fuera de lugar en ese momento y en el futuro. Mientras tanto él seguía creciendo y las respuestas se iban presentando por sí solas.
Entonces tomamos la decisión de comenzar el proceso de cambio de edad legal, un proceso que sabíamos podía ser largo y pesado pero que sin duda iba a ser lo mejor para él. No voy a explicar los trámites, sería muy aburrido (pruebas médicas, presentación de documentos, etc), pero la cuestión es que después de muchos meses el juez del registro civil nos dijo SI, vuestro hijo tiene 8 años. Además del papeleo hemos tenido que trabajar con Gezu mucho este cambio, porque aunque el ser de pronto 2 años mayor a él le parecía genial, lo del cambio de curso y compañeros ha sido más difícil. Al principio se cerraba completamente a esa posibilidad. No quería dejar atrás a los compañeros, pero todo este tiempo nos ha ayudado a poder explicarle y hacerle entender que las cosas eran como eran y que el cambio era mejor para él. Que iba a tener otros amigos y que no iba a dejar de ver a los que ya tiene, ya que no cambia de escuela... sólo de curso, 1 curso.
De todas maneras el cambio se ha hecho de forma gradual. Ya el año pasado comenzó a hacer repaso con los niños de un curso más que el suyo (1º entonces) de manera que iba poniéndose al día del curso siguiente. Este verano ha estado haciendo faenas de 1º y este primer mes le iban poniendo tareas también de un año superior, en este caso 2º.
Por fin esta semana el cambio se ha hecho realidad, hicieron la pequeña despedida en clase y la presentación a sus nuevos compañeros, con los que ya había establecido relación en las horas de patio, en las de comedor, etc. Al segundo día de su cambio de clase me dijo: "Mama, estoy contento. Porque aquí me lo paso mejor en clase." Y yo traduzco: "No me aburro, tengo motivación por aprender cosas nuevas..." y además pienso "esto me ayudará a madurar como me corresponde" pues la diferencia de comportamiento de sus compañeros de 6 a 8 años ya os digo que se nota y bastante e imagino que este nuevo ámbito en el que se va a encontrar también le ayudará a crecer por dentro hasta donde le corresponde.

PD: aún así, sigue esperando a sus antiguos compañeros a la salida al patio...


FELICIDADES GEZU, por esos 8 añazos!